lunes, 12 de junio de 2017

Competencias para la Sociedad Digital - Orientaciones pedagógicas

Producción escrita realizada por alumnos del Profesorado de Ciencias Económicas, bajo la modalidad Colaborativa basada en la Web.

Tema: Competencias para la Sociedad Digital - Orientaciones pedagógicas.
Plataforma: Google Drive para textos.
Otros recursos y servicios utilizados: mapa mental, nube de palabras, licencia creative commons.

Se trabajó en relacióna a los textos de PLANIED (Plan Nacional Integral de Educación Digital), que abordan los temas de competencias y lineamientos pedagógicos para la integración de las TIC (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) en la práctica docente de manera consciente y crítica.





¡Gracias totales a ellos... los protagonistas!



sábado, 12 de noviembre de 2016

Repensamos las práctica en educación en las 1ras. Jornadas de Seguí

11 de Noviembre de 2016, marchamos juntos a un grupo entusiasta de docentes hacia las 1ras. Jornadas de Didáctica del Instituto Padre Enrique Laumann, de Seguí.
Dejo en este muro, algunas anotaciones que tomé. Todo muy breve y visual. Animate y entrá.

http://linoit.com/users/fruizdiaz/canvases/Mis%20notas%20en%20Jornadas%20Segu%C3%AD%202016


miércoles, 1 de junio de 2016

La red como plataforma para el aprendizaje conectivo y colectivo


Con el advenimiento de la Web 2.0, la Web social, Internet se ha convertido en un espacio de  participación colectiva. Ya  no solo los programadores o expertos en informática podían acceder a estos espacios para colgar contenido, particularidad de la Web 1.0, sino que todos nos convertíamos en productores de información.  Los sitios en Internet comenzaron a girar en torno a los usuarios, facilitando de este modo el acceso a los servicios y la participación masiva.

Esto sin dudas abrió paso a la gestación de una cibercultura, conformada no solo por la cuestión tecnológica, sino sobre todo por las personas que en ella se desenvuelven y la forma en que la retroalimentan de manera constante. Todo este movimiento constituye una nueva forma de hacer las cosas, de acceder, de producir, de comunicar, etc.

Nuevas culturas requieren de nuevas alfabetizaciones. Una persona, en tiempos digitales, no solo está alfabetizada por saber leer y escribir, sino además lo está por saber desenvolverle en la Sociedad de la Información, de manera culta, responsable y crítica, como manifiestan Manuel Área y Teresa Pessoa (2012). Este escenario que se nos presenta requiere de nuestra adaptación, y nos interpela al fortalecimiento de competencias asociadas a los digital.

Este contexto sin dudas atravesó el ámbito educativo, y  como expresa Manuel Área  (2012) “la escuela se vio a remolque de un avance tecnológico frente al cual experimentó sentimientos ambivalentes: la ampliación hasta límites insospechados de las posibilidades pedagógicas y didácticas, pero a costo de la pérdida del protagonismo indiscutible en el proceso formativo de los individuos”. Esta imagen de “a remolque” nos hace pensar en las dificultades que se atravesaron en los inicios de este cambio paradigmático. La escuela fue a remolque del avance tecnológico, toda una descripción. También deja en evidencia esta “pérdida de protagonismo” del docente en términos de ser poseedor único del conocimiento. Aunque con el tiempo nos dimos cuenta que esta “perdida” no era tal, sino que en realidad teníamos que hablar de una “transformación” del rol docente en tiempos de la sociedad digital. Bien sabemos que enseñar es un arte, y el arte es expresión, transformación, creatividad, innovación, sugiere movimiento, y para nada algo estanco.

Continuando, ya no solo el docente es el poseedor del saber, y el alumno un receptor pasivo del mismo, sino que podemos acceder al conocimiento a través de nuestras búsquedas personales y en contextos de formación informal. Podemos aprender a través de la redes. Siemens (2004) nos dice que en esta búsqueda, el punto de partida del conectivismo (teoría sobre cómo aprendemos) es el individuo, y que el conocimiento personal se compone de una red, que le permite estar actualizado mediante las conexiones que va formando. En este sentido, agrega, que la “tubería” es más importante que su contenido, y a medida que el conocimiento crece y evoluciona, el acceso a lo que se necesita es más importante que  lo que el aprendiz posee actualmente. El conectivismo sugiere búsquedas constantes y conexiones, conformación de redes, a través de las cuales aprendemos. Vemos en este punto la característica social del aprendizaje. El aprendizaje es conectivo y colectivo. Es decir, se aprende conectándose, consumiendo, creando y construyendo conocimiento en conjunto con otros individuos (Margaryan, Milligan & Littlejohn, 2009, cit. por Littlejohn, 2011).

Vemos entonces a la red como espacio, o mejor dicho, como base o plataforma que posibilita la construcción de saberes. Un espacio activo y en movimiento constante, no un mero repositorio de información. Pero la visión que tengamos de este espacio tendrá que ver con la queramos darle, o la que necesitemos, podemos aprovecharla en toda su expresión, o ser simples visitantes eventuales.


Concluyendo, podemos decir que el aprendizaje es un proceso puede darse en la Red, y en red. Para ello debemos estar preparados, formando competencias y fortaleciendo nuestro entorno personal de aprendizaje en pos de conseguirlo y de este modo enriquecernos, individual y socialmente. 

Referencias Bibliográficas

lunes, 16 de mayo de 2016

La competencia digital como clave en la Sociedad de la Información


Como refiere Manuel Área en su publicación “De lo sólido a lo líquido: Las nuevas alfabetizaciones ante los cambios culturales de la Web 2.0”, la sociedad en que vivimos se presenta con profundos cambios socioculturales en relación a la cuestión tecnológica y digital, que ha atravesados todos los ámbitos en que nos movemos. Una de las características de esta época sin dudas tiene que ver con cambios profundos en la forma en que accedemos y manipulamos la ingente información que nos rodea, especialmente a partir del advenimiento de la Web 2.0. La democratización en el acceso de la información ha definido un cambio paradigmático, “trastocando las reglas tradicionales de juego”, como expresa el autor.
Pero así como esta democratización en la publicación y en el acceso a la información resulta ser un beneficio absoluto, es cierto que también surgen algunas cuestiones que forman parte de las particularidades de este tiempo que son necesarias trabajar, siendo una de ellas la problemática de la infoxicación, es decir, la sobreabundancia de información generada por “múltiples y variados medios tecnológicos”. Infoxicación es sinónimo de “saturación informacional”.
Frente a esta situación es que debemos aggiornar nuestras prácticas en relación con la forma en que manipulamos información y construimos conocimiento. Es así, que resulta necesario alfabetizarnos para vivir en esta sociedad digital, en esta cultura líquida (en cuanto a fluído de información y conocimiento en permanente cambio). Alfabetizarnos y fortalecer competencias asociadas a lo digital, como propone Jordi Adell, son un imperativo de la época, ya sea en relación a lo informacional (acceder, gestionar, transformar, difundir información, etc), a lo instrumental (manejo de tecnología), a la alfabetización múltiple, a lo cognitivo (cómo lograr conocimiento), o a la construcción de ciudadanía digital (ciudadanos críticos, libres, integrados, con normas de conducta). El objetivo principal es que los estudiantes, a través de estas competencias, logren autonomía en su proceso de aprendizaje, es decir, que aprendan a aprender a lo largo de su vida.
Es necesario trabajar en el fortalecimiento de estas competencias tanto en el ámbito formal como en el informal. Las instituciones educativas deben ser aliadas incondicionales en este contexto, y para ello no solo es necesario contar con recursos tecnológicos acordes, sino que los docentes estén a la altura de las circunstancias, entre otras cuestiones. Pero también la familia es un factor clave en este proceso de construcción, como también lo son las prácticas autónomas de los estudiantes.
La meta, como expresa Área, “será desarrollar en cada sujeto la capacidad para que pueda actuar y participar de forma autónoma, culta y crítica en la cultura del ciberespacio”.

Competencias digitales como respuesta al cambio en las reglas de juego que propone la Sociedad de la Información. 


Nota: Para ampliar información sobre competencia digitales, te puede interesar ver esta página del Centro de Profesorado de Córdoba sobre "Competencia Digital y Tratamiento de la Información", que cuenta con un directorio de páginas en relación a esta temática: http://competenciasbasicascordoba.webnode.es/competencia-digital-e-informacional/


Referencia bibliográfica:

Área, M (2012). "De lo sólido a lo líquido: las nuevas alfabetizaciones ante los cambios culturales de la Web 2.0". Dossier. 

Adell, J. (2011). "La competencia digital". Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=tjC1LOC0r1g


domingo, 1 de mayo de 2016

Entornos Personales de Aprendizaje (PLE)


Más conocido como PLE, los entornos personales de aprendizaje son, según Jordi Adell, una forma de aprender.
Todos tenemos un PLE, desarrollado o a medio desarrollar, tal vez sin ser conscientes de su existencia.
Me animaría a decir que nuestro PLE constituye, más que un entorno, una plataforma, ya que reúne un conjunto de elementos con mismo fin, aprender…. llegar al conocimiento.
Un PLE está compuesto por recursos informacionales (sitios web, portales, blogs, etc), herramientas digitales, y contactos personales.
Las herramientas pueden clasificarse según su finalidad de uso, como por ejemplo para la edición de textos, elaboración de presentaciones, organización de la información, publicación de contenidos, la comunicación, etc, etc, etc.
Los contactos son todas aquellas personas u organizaciones en la red, que me permiten acceder a información de mi interés, por la cual aprendo. Pueden ser por ejemplo contactos que se acceden a través de Facebook, Twitter, etc.
Es importante tomar conciencia de nuestro PLE porque a partir de su conocimiento podemos trabajar en nuestras fortalezas y debilidades. De repente puedo asegurar que soy muy bueno operando herramientas digitales, pero me doy cuenta que tengo poco acceso a portales informacionales confiables, o incluso descubrir que no busco relacionarme con personas influyentes en mi área de interés.
Tener un PLE fortalecido me posibilita moverme con mayor autonomía en procesos de aprendizaje independientes.
No solo es importante tomar conciencia de nuestro PLE, sino como docentes, es necesario colaborar en el fortalecimiento del mismo en nuestros alumnos. Esto tiene que ver con alfabetización digital, y la alfabetización digital en nuestra época es un imperativo.


¿Cómo crear tu PLE? podés seguir las diapositivas del siguiente enlace de interés.

Enlace de interés:

Díaz Olaya, Ma. Del Rosario (2013). Cómo crear mi entorno personal de aprendizaje: http://es.slideshare.net/sharodiaz69/tutorial-como-crear-mi-ple-16226686




Construir nuestro PLE personal ayuda a descubrir en qué aspectos estamos más fortalecidos, y en cuáles necesitamos seguir trabajando.
Aquí va mi PLE. Clic en la imagen para ampliar.





Referencia bibliográfica:
Adell, J. (2011). "La competencia digital". Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=tjC1LOC0r1g

Canal TIC (2012). PLE en la escuela. Recuperado de: http://canaltic.com/blog/?p=1135